Poesia de dios

Listado poesia de dios

  • Debemos esforzarnos por conseguir una verdadera imagen de dios que se corresponda con el dios revelado en la vida y el mensaje de jes√ļsel problema de dios es el alma de la fe y del sentido del hombrenunca se alcanza un punto final en el problema de dios; por eso debemos buscar a dios sin descansoen nuestra √©poca, el discurso acerca de dios es cuestionado de m√ļltiples maneras y goza al mismo tiempo de la m√°xima actualidadpor el contrario, nuestra misi√≥n consiste en redescubrir de nuevo el centro y la base de la identidad de la fe cristiana y entender la confesi√≥n de dios como amor verdadero desde sus mismas ra√≠cessi la pregunta sobre dios representa la funci√≥n determinante en la vida y las acciones del hombre creyente y religioso, entonces su influencia en la teolog√≠a como reflexi√≥n sobre la fe no debe ser superficial, sino profunda; no parcial, sino total; no ocasional, sino constante; no circunstancial, sino permanente y determinanteel gran desaf√≠o de nuestro tiempo es buscar una respuesta s√≥lida y fiable a la actual ambivalencia: puede observarse, por un lado, c√≥mo brota un nuevo inter√©s por dios y la religi√≥n y, por otro, un ate√≠smo misionero agresivo y un extendido olvido de dios, una secularizaci√≥n de la sociedad en curva ascendente, unida incluso a veces a una autosecularizaci√≥n de la misma iglesiawalter kasper, cardenal, presidente em√©rito del pontificio consejo para la promoci√≥n de la unidad de los cristianos, romaadem√°s, acompa√Īa espiritualmente a sacerdotes en la di√≥cesis de rottemburgo-stuttgartla respuesta fiable y v√°lida al actual desaf√≠o no es ni un ciego y arrogante fundamentalismo ni un tradicionalismo vac√≠o de esp√≠ritu, y menos a√ļn un relativismo indiferente e indolentela editorial sal terrae ha publicado su libro llamados a la alegr√≠a: el gozo de ser sacerdote y, como editor, el desaf√≠o de la nueva evangelizaci√≥nthomas s√∂ding, doctor en teolog√≠a, profesor de ex√©gesis del nuevo testamento en la facultad de teolog√≠a cat√≥lica de la ruhr-universit√§t, bochumgerhard ludwig m√ľller, obispo de ratisbonageorge augustin, sacerdote palotino, dirige el instituto de teolog√≠a, espiritualidad y ecumenismo ¬ęcardenal walter kasper¬Ľ, centro vinculado a la escuela superior de filosof√≠a y teolog√≠a de vallendar (alemania), donde es profesor de teolog√≠a fundamental y dogm√°ticakarl lehmann, cardenal, obispo de magunciakurt koch, cardenal, presidente del pontificio consejo para la promoci√≥n de la unidad de los cristianos, roma

    Espa√Īa

    16 ‚ā¨

  • Puede sonar extra√Īo llamar ¬ęhumilde¬Ľ a diosadem√°s, podemos encontrar en esta obra la consecuencia de esta afirmaci√≥n sobre dios para nuestra vida de cristianos; si dios es humilde, los humillados de la tierra pueden brindarnos experiencia y lenguaje para hablar de dios, purificando im√°genes que se han alejado del rostro del hijo que se nos ha mostrado en la carne y en la sangre de jes√ļs de nazaretel autor trata en este libro c√≥mo en la humildad de dios comprendemos nuestra realidad humana, que sale de la tierra, se nutre de ella, y a ella regresa al final de su viajeesta visi√≥n no tiene nada que ver con la humildad que se nos revela en jes√ļs, la que canta mar√≠a en el magn√≠ficat, y la que han vivido con alegr√≠a los creadores del reino de dios a lo largo de la historiaesta palabra arrastra un sudario de encogimiento y de temor y un lastre social que identifica a los humildes con quienes aceptan sumisamente la opresi√≥n que los ha paralizado durante siglosha vivido treinta y siete a√Īos en la rep√ļblica dominicana, donde fue maestro de novicios y provincialactualmente es encargado de la formaci√≥n final de jesuitas (tercera probaci√≥n) en cubaafirma que hablar de la ¬ęhumildad de dios¬Ľ es siempre una audacia, pues ¬ęes el m√°s profundo de sus misterios¬Ľbenjam√≠n gonz√°lez buelta es un jesuita espa√Īol con una intensa experiencia de inserci√≥n entre los pobresha publicado en esta editorial numerosos libros de espiritualidad, entre ellos: bajar al encuentro de dios; la transparencia del barro; la utop√≠a ya est√° en lo germinal; ver o perecer; el rostro femenino del reino; tiempo de crear y caminar sobre las aguas

    Espa√Īa

    9 ‚ā¨

  • A los buscadores de dios que desean conocerle m√°s para amarlo mejor se dirigen estas p√°ginasde eso habla este libro: de hombres que buscan a dios, de dios que busca a los hombres, del encuentro fundamental entre dios y los hombres en jesucristo, de la fe, de la revelaci√≥n y de los dem√°s argumentos que estudia la teolog√≠aante esta certeza no deber√≠amos permanecer inactivos, ‚Äúporque el alma que de veras ama a dios no empereza en hacer cuanto puede por hallar al hijo de dios, su amado‚ÄĚen la segunda parte se hace una clasificaci√≥n de las materias teol√≥gicas y de sus contenidosen la primera parte se abordan algunas cuestiones generales: preguntas fundamentales que se plantea el ser humano, surgimiento de las religiones, la identidad del cristianismo; la definici√≥n, las fuentes, el m√©todo y la historia de la teolog√≠asan juan de la cruz ense√Īa que ‚Äúsi el alma busca a dios, mucho m√°s la busca su amado a ella‚ÄĚ

    Espa√Īa

    12 ‚ā¨

¬ŅNo has encontrado lo que buscas? Prueba otra b√ļsqueda

Busquedas relacionadas poesia de dios